Archive for the ‘Humor’ Category

Terremoto

En el cuartel Guardia Civil de Tomelloso se recibe un telegrama desde el Centro Sísmico Nacional que dice:
Posible movimiento sísmico en la zona. Stop.

Muy peligroso, Richter 5.6 Stop.

Epicentro cerca de la población. Stop.

Tomen medidas. Stop.

Informen resultados con urgencia. Stop.
10 minutos mas tarde, se reponde desde Tomelloso:
Aquí Cuartel Guardia Civil de Tomelloso. Stop.

Movimiento sísmico totalmente desarticulado. Stop.

Ritchter intentó huir y fue abatido a tiros. Stop.

Epicentro y tres compinches detenidos. Stop.

No hemos contestado antes, porque ha habido un terremoto. Stop.


 

Es que las cosas que pasan en Lepe de forma inexplicable se repiten en Tomelloso, y viceversa. Jajajaja.

Chiste

Me lo han enviado por Whatsapp…

Receta de Cocina

Creo que voy a poner una seccion de cocina para que podais sorprender a las chavalas cuando ligueis o a vuestros amigos si ligais poco;por lo pronto ahi va un plato de mi tierra explicado por un paisano…

50 Sombras de Grey (Versión sevillana)

50 SOMBRAS DE LUISI (Versión Sevillana de las 50 Sombras de Grey)

Salgo del zumba y voy a tomar algo con las amigas. Con todas menos con la Reme, que le ha dado la ciática en la conga y se ha marchado a casa. Vamos a un sitio nuevo que conoce la Virtudes que por dos euros te ponen una caña y una tapa así de grande, que con un par ya has cenado, vamos.

Allí la Mari nos cuenta que se está leyendo el libro ese de darse azotes. El de Grey.
Por lo visto es de un señor rico que coge a una chica jovencita y en vez de darle besos y hacerle arrumacos la toma por una piñata y la escaralla. Es lo que se lleva ahora en el sexo. Claro que a ella le debe gustar porque vuelve a por más, como la gata flora, que si se la metes grita y si se la sacas llora.

El caso es que de camino a casa no dejo de darle vueltas al tema y me sorprendo a mí misma pensando en hacer algo parecido con mi Manolo, que es lo que tengo disponible.
No es que a mí me guste que en la cama me traten como a una yegua, pero a lo mejor así resucitamos nuestra vida sexual, que lleva muerta desde que empezó a tener más tetas él que yo.

Llego a casa y me doy una ducha de las esmeradas, poniendo especial énfasis en frotar el peluche y aledaños, que quede apetitoso. Luego voy al salón en ropa interior, apoyo una mano en el marco de la puerta y le digo a la cosa esa que hay despatarrada en el sofá que me acompañe a la habitación.

Él no entiende nada pero obedece, por no discutir y porque el tema pinta retozón, que no acostumbra. Así que se pone en marcha y cuando pasa junto a mí le suelto un manotazo en el culo y un “que te como, pirata”. Crece su extrañeza.

– Luisi, ¿has bebido?
– Calla, y tira que te voy a dar la paga -. Le doy otro azote mientras avanzo detrás de él.

Manolo en estas cuestiones muy exquisito no se pone. Cuando cruzo el pasillo y le doy alcance, él ya está con los calzones por los tobillos diciendo “rápido, que empieza el Pasapalabra”. Pero no le hago caso.
Hoy no va a ser el “aquí te pillo, aquí te mato” de siempre. Que hartura siempre lo mismo.

Le digo que se tumbe boca abajo y pienso. Necesito un látigo, que es muy erótico, que me lo ha dicho la Mari, pero en casa no tengo de eso así que cojo un cinturón, uno con la hebilla de golfi que me compre en el mercadillo.
Así, en bragas y con un antifaz del cotillón del año pasao, le arreo un latigazo en la espalda. Manolo se caga en mis bisabuelos y en el ministro de hacienda.

Hay que pensar otra cosa porque la dominación con latigazos no ha dado los resultados esperados. Manolo sigue retorciéndose intentando que la mano le alcance la zona donde le he atizado para aliviarse el escozor. Así que ahora me tumbo yo en la cama y le pido que me dé azotitos. A la segunda hostia que me arrea en el culo con la manaza abierta, que la tiene como una pala, estoy empotrada contra el cabecero de forja de la cama.
Esto parece un rodeo americano. Así tampoco.

– Te voy a estimular el punto ge – le digo con sensualidad, pasándome la lengua por los labios. Quizás haya exagerado un poquito el matiz sexy y haya parecido una vaca bebiendo, pero bueno, ya está hecho.
– Eso – dice él -. Bájate a los columpios que tengo la mazorca a punto de hacer palomitas.

Para mí que este no se ha enterado muy bien de lo que le voy a hacer.
Me humedezco un dedo con saliva y le pongo la banderilla. Manolo clava las uñas en las sábanas, aprieta los dientes y su voz se vuelve aguda. Su cara ahora mismo es como la de Homer Simpson.

– Hiiiiiija de putaaaa

Saco el dedo deprisa.
Ya no sé ni por qué sombra voy, pero a las cincuenta me da a mí que no llegamos.
Voy a pasar al erotismo verbal. Esto no puede fallar porque lo he visto en un montón de películas españolas y siempre funciona.

– Manolo, dime cosas feas
– Guarrilla
– Eso es
– Putita
– Así, sigue, dime más
– Cotilla, histérica, eres como tu madre, todo el día tocando los cojones
– Pero qué hablas, borracho
– Yo a esa señora no la quiero más aquí en Nochebuena
– Mira, Manolo, mi madre vendrá a esta casa cuando ella quiera. No empecemos otra vez con lo mismo, te lo pido por favor.
– Bueno, pero hay mandanga o no hay mandanga
– Ya por no oírte, hijo mío
– Venga, ponte boca arriba, a ver si me da tiempo de ver el rosco, que hay casi un millón de bote.

Leerlo que es muy bueno. Desde que se estreno la pelicula este episodio se repite en muchisimos hogares españoles.

 

Aplícate el cuento

EL PIJAMA AZUL….

Un hombre llama a su esposa desde el trabajo y le dice….
»Querida, el Jefe me pide que lo acompañe a pescar a Canadá  con algunos clientes muy importantes….
Nos vamos una semana y ésta será una muy buena oportunidad para conseguir mi tan ansiada promoción. No te olvides de meter suficiente ropa para una semana, además de la caña de pescar y la bolsa con los anzuelos, que cuando salga de la oficina lo paso a buscar… ¡Ah… y no te olvides de incluir mi pijama de seda azul! »

La esposa piensa que esto suena un ‘poquito’ extraño… y que era de lo más llamativo que necesitara una pijama tan lujoso para una excursión de pesca, pero como buena esposa hizo lo que su marido le pidió.

Una semana después regresa el marido.. un poco cansado…pero contento.

La esposa le da la bienvenida y le pregunta… ¿Pescaste mucho??
– ¡Ufff!… – contesta él – No dejamos una trucha ni para muestra. Pero… ¿Por qué no metiste mi pijama azul, como te pedí?
Y la mujer le responde…
– Sí, sí que lo hice…
– No,- responde él- miré bien y no estaba.
Ella le responde:
– Lo habrías visto si hubieras abierto la caja de los artículos de pesca…

LA INTELIGENCIA ES ALGO QUE SE ADQUIERE POCO A POCO.

Chistes y de los buenos

UNA PAREJA SE CONOCE EN UN BAR.
DESPUÉS DE DOS COPAS, ELLA, MUY LOBA Y VANIDOSA, PREGUNTA:
– ¿QUÉ EDAD CREES QUE TENGO?
– POR LA MIRADA, 25 AÑOS, POR TU PIEL, UNOS 20. POR ESE CUERPO, 18.
– ¡MADRE MÍA! TÚ SÍ QUE SABES SEDUCIR A UNA MUJER. Y AHORA ¿QUÉ VAS A HACER?
– LA SUMA
………………..

Un niño de 3 años se estaba mirando sus testículos mientras se bañaba.
– «Mamá» preguntó, «Este es mi cerebro?»
– «Todavía no»
—————————————

Una viejita, en la mitad de un servicio religioso, se inclina y le dice al oído al esposo:
– «Me acabo de tirar un pedito silencioso… Qué hago?..»
Y el marido le responde:
– «Ahora nada, pero después cámbiale las pilas al sonotone.»

——————————————
En un autobús repleto de gente, sube un hombre. Se coloca al lado de una  mujer guapísima y le pone la mano en el pecho.
– Oiga, podría poner la mano en otro sitio? – le dice la mujer.
Y le contesta el hombre:
– No me provoque, no me provoque…

—————————————–
En un juicio. Dice el fiscal al acusado:
– A ver, ¿por qué disparó dos tiros contra su suegra?
– ¡Porque no tenia más balas!

—————————————–
Dos tontos, y uno le pregunta al otro:
– ¿Qué llevas en esa cesta?
– Y el otro responde: «Si lo adivinas, te doy un racimo.»
– «¡¡¡Croquetas!!!»

—————————————–
– «Almirante, quince carabelas aproximándose.»
– «¿Una flota?»
– «No, flotan todas

—————————————–
Dos amigos se encuentran por la calle y están hablando:
– Oye, y tus hijas, ¿Qué tal? ¿Cómo se llamaban?
– Marbú y Fontaneda. ¿Y la tuya?
– María.
– ¡Coño! ¡Como las galletas!

——————————————
Dos madres se encuentran en el rellano de la escalera y una le dice a la otra:
– ¿Qué tal tu hija?
La otra contesta:
– Uy de maravilla, después de hacer la entrevista para ese trabajo que te dije la cogieron, en 2 semanas la han ascendido de administrativa a jefa de sección, el jefe le ha dado un coche de empresa y ahora le va a alquilar un apartamento cerca de la oficina para que tarde menos en llegar al trabajo.
¿Y la tuya?
– Pues la mía, igual de puta, pero con menos suerte.

——————————————
Una mujer se encuentra a su marido con un matamoscas en la mano:
-¿Qué haces?
-Matando moscas.
-¿Y has matado alguna?
-Sí, 3 machos y dos hembras.
-¿Y cómo sabes si son machos o son hembras?
-¡Porque 3 estaban en el vaso de cerveza y 2 en el teléfono!

—————————————
En el hospital de Lepe una madre le pregunta al médico:
-Doctor, ¿cree usted que mi hijo perderá el ojo?
El médico responde:
-Si lo pierde es porque le da la gana. Yo se lo he liado con un pañuelo.

——————————————
Dos amigas conversando:
-¿Sabes que María se ha desecho de 80 kilos de grasa inútil?
-¿Ah, sí?
¿Y cómo lo ha hecho?
-Se ha divorciado

————————————
-Camarero!
-Dígame Sr Barcenas
-Un descafeinado!
-De sobre?
-…Como me conoces cabronazo.

2 Chistes 2

At2pzH7FoBRDPiTPrwiPVcYwDkWPBxp15ghUTEaiRZ1d

ArIk0X1_7Z070b_boTg1Zemr_t0EpDzRTDRFdi94VSw0

Uno picantillo de Pepito

A los 9 años, Pepito comparece ante el tribunal acusado de violar a una niña de 18 años.

En plena audiencia, el juez le pregunta a la abogada:

-¿Qué puede decir a favor de su defendido, doctora?

La abogada le baja los pantalones a Pepito, le coge el pipí y se lo muestra al magistrado:

-Mire que tamañito tiene, señor juez. ¿Cómo van a acusar a este niño de semejante delito? ¡Mírelo! ¿Ud. cree que con una cosita tan pequeñita se puede violar a una mujer?

Y Pepito le murmura al oído: ¡Doctora, no me lo siga sobando que perdemos el juicio.

EL PIJAMA AZUL..

Un hombre llama a su esposa desde el trabajo y le dice….
»Querida, el Jefe me pide que lo acompañe a pescar a Canadá con algunos clientes muy importantes….
Nos vamos una semana  y ésta será una muy buena oportunidad para conseguir mi tan ansiada promoción. No te olvides de meter suficiente ropa para una semana, además de la caña de pescar y la bolsa con los anzuelos,  que cuando salga de la oficina lo paso a buscar… ¡Ah… y no te olvides de incluir mi pijama de seda azul!»

La esposa piensa que esto suena un ‘poquito’ extraño… y que era de lo más llamativo que necesitara una pijama tan lujoso para una excursión de pesca, pero como buena esposa hizo lo que su marido le pidió.

Una semana después regresa el marido.. un poco cansado… pero contento.

La esposa le da la bienvenida y le pregunta… ¿Pescaste mucho??
– ¡Ufff!… – contesta él – No dejamos una trucha ni para muestra. Pero… ¿Por qué no metiste mi pijama azul, como te pedí?
Y la mujer le responde…
– Sí, sí que lo hice…
– No,- responde él- miré bien y no estaba.
Ella le responde:
– Lo habrías visto si hubieras abierto la caja de los artículos de pesca…

LA INTELIGENCIA ES ALGO QUE SE ADQUIERE POCO A POCO.

En sevilla

Me lo ha contado un cliente hoy, y me partí de risa.

Un gitano sevillano que estaba parado y decide llevarse las naranjas amargas de los árboles de su calle y las vende como si fuesen «guachis». Así cada día las vendía en un sitio distinto, no fuese que lo calaran. Un día va a la Macarena, otro a Nervión, a Triana etc.
Una mañana, mientras pregonaba las naranjas, se le acercan un padre y su hijo, y le pregunta el padre:
– ¿Están buenas las naranjas?
El gitano no se corta un pelo y le contesta:
– Están durses como el armiba.
El padre:
– Pues dale un gajito al niño pa que las pruebe.
El niño se mete el gajo en la boca, lo mastica, se le pone la cara arrugaíta, se le caen dos lagrimones como dos ollas exprés y le dice (el niño) al gitano: – ¡¡¡Me cago en tu puta madre!!!
El gitano le dice al padre
– Es delicaíllo er niño, ¿no?
Y el padre, alucinado, contesta:
– Delicao no, era mudo.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies